Carme Hernández García
presentación
recursos
servicios
contacto

Mediación

Tras la mayoría de conflictos a menudo se esconde un problema de comunicación, y no saber cómo abordarlo puede impedir alcanzar un acuerdo. La mediación es una técnica que busca sobre todo la mejora de esa comunicación, facilitando que las partes profundicen en sus diferencias y sean capaces de crear una solución nueva y satisfactoria.

El proceso es voluntario y confidencial y la persona mediadora únicamente hace de puente entre las partes, acompañándolas y poniendo a su alcance los recursos que necesiten, sin aconsejar ni asesorar ni tomar decisiones. Por tanto, siempre que las partes quieran trabajar juntas e ir más allá de sus posiciones iniciales, la mediación sirve para todo tipo de conflicto: en las comunidades de vecinos, entre personas o grupos de diferentes culturas, en la organización o en la empresa, en la escuela, entre padres e hijos, etc., y es una manera de convertir el conflicto en un reto que permite abrir nuevas vías y avanzar.